Todo lo que tienes que saber sobre el tratamiento periodental

Todo lo que tienes que saber sobre el tratamiento periodental

La periodontitis es una enfermedad dental derivada de la gingivitis. para determinar si tiene periodontitis acuda a un especialista para que analice su caso.

Un dentista realiza las siguientes pruebas para comprobar si hay periodontitis:

  • Revisar historial clínico: Esto ayudará al dentista comprobar si tienes antecedentes que puedan influir en esta dolencia, como sequedad bucal o tabaquismo.
  • Examinarte la boca: Para detectar la acumulación de placa y sarro.
  • Medir la profundidad de la boca: En una boca saludable, la profundidad de la bolsa suele ser de entre 1 y 3 milimetros.
  • Tomar radiografías dentales: Para verificar si hay disminución de masa ósea.

El tratamiento puede ser llevado a cabo por un periodoncista, dentista o higienista dental. El objetivo de este es limpiar exhaustivamente las bolsas alrededor de los dientes y prevenir daños en el hueso que las rodea.

Tratamientos quirúrgicos 

En caso de que la dolencia no esté avanzada, es posible tratarla sin necesidad de intervención quirúrgica, pueden ser los siguientes tratamientos:

  • Raspado: Para eliminar el sarro y las bacterias de la superficie de los dientes.
  • Alisado radicular: Para suavizar la superficie de los dientes y evitar futuras acumulaciones de sarro y bacterias.
  • Antibióticos: Pueden ser necesarios para eliminar por completo las bacterias, pueden ser orales o tópicos.

Tratamientos quirúrgicos

En caso de que la periodontitis esté muy avanzada, requeriría de una intervención quirúrgica, pueden ser de los siguientes tipos:

  • Cirugía con colgajos: Se basa en incisiones mínimas en la encía para levantar una sección del tejido de esta y exponer las raíces a fin de realizar un raspado y alisado radicular.
  • Injertos de tejido blando: Esto se realiza cuando se retrae la encía y hay que reforzar el tejido dañado.
  • Injerto óseo: Este procedimiento se realiza cuando la enfermedad ha deteriorado parte del hueso. Puede ser sintético o hueso donado.
  • Regeneración guiada del tejido: Esto permite que el hueso destruido por las bacterias vuelva a crecer.
  • Proteínas que estimulan tejidos: Otra técnica supone aplicar un gel especial a la raíz del diente enfermo. El gel contiene las mismas proteínas que se encuentran en el esmalte.
Cerrar menú

Te esperamos

Contacta con nosotros

1 hora de Parking Gratis para pacientes – Garaje Capitol, C/ San Fernando 50